La fotografia de paisaje

La fotografía de paisaje engloba tanto la de naturaleza como la fotografía urbana.

En la fotografía de naturaleza nos veremos usando una gran variedad de objetivos; desde objetivos de gran angular (24 mm o menos) hasta potentes teleobjetivos de 500mm o más, para capturar la belleza de los animales en estado salvaje.

En la fotografía urbana también tenemos un amplio espectro de motivos como pueden ser los retratos de personas de la calle, reflejando su vida, su carácter o podemos hacer fotos de arquitectura urbana.

DPP_321590
Foto hecha en una de las atracciones de Disney World en Paris. La atracción está tomada con el 24-105 de Canon en su posición más gran angular (24mm).
IMG_4850_HDR
Imagen captada desde la via de un tren, lo descarnado del paise otoñal, se suma las piedras de la via, el acero de las vias y las nubes de tormenta que vemos al fondo. Regla de los tercios en horizontal de libro.

DPP_321587

En todos los casos la herramienta más versátil que tenéis es el objetivo de 50 mm, si es posible luminoso (un F: 1.2 o F: 1.4), sin descartar los tele objetivos y los utilísimos zoom que nos permiten usar una gran variedad de objetivos en uno (lo sé, lo sé, los teleobjetivos no son lentes tan perfectas como los mono focales, pero ya veremos eso en el futuro)

En ambos casos, urbana y de paisaje, la franja horaria más interesante es el amanecer y el atardecer, evitando en la medida de lo posible el medio día solar con su luz dura y cenital.

En este abanico tan amplio tenemos también las fotos nocturnas, pero eso voy a dejarlo para un capitulo posterior debido a la complejidad y características tan inusuales de ese tipo de fotografía.

Como norma que admite algunas excepciones, utilizaremos la regla de los tercios para hacer el encuadre, evitando la sensación de mitades, como puede ser entre el cielo y la tierra.

No olvidéis que la regla de los tercios funciona en vertical, horizontal e incluso en diagonal.

En la foto de retrato procurad dejar espacio a la mirada de quien fotografiamos y si son más de uno, buscad un dialogo entre los actores, especialmente con las miradas que son la clave.

Buscad siempre hacer la foto con el ISO más bajo, para disponer de la mayor calidad posible, lo cual os llevara a necesitar más de una vez el trípode, o bien un monópodo, que es más ligero y fácil de llevar.

En condiciones de poca luminosidad, no será raro que la cámara no enfoque correctamente, pero eso no os debe preocupar, enfocad en manual y solucionado.

Para poder hacer los ajustes pertinentes en la postedicion os recomiendo vivamente que uséis el formato RAW, tal y como ya he comentado en el artículo anterior.

Pero el verdadero reto del fotógrafo no es dominar la técnica, que lo es, sino aprender a ver con los ojos de la cámara, eso sí que es difícil.

Muchas veces tendremos una gran foto delante nuestro, pero seremos incapaces de verlo, otras en cambio nuestros ojos dirán que estamos ante un paisaje (naturaleza o urbano) extraordinario y lo fotografiaremos llenos de ilusión, para más tarde darnos cuenta que el ojo humano es la lente más perfecta que haya existido, y lo que nuestros ojos perciben, no es capaz de percibirlo nuestra cámara de fotos.

IMG_1434_HDR
Columnas y capiteles del teatro de Cartagena, lo importante, la fuga de la perspectiva y tono rojizo de los materiales.
IMG_5775_HDR
Vieja barca de pescadores medio hundida en el Mar Menor. La melancólica tristeza que satura el ambiente se ve contrastada por los vivos colores rojos y azules sin olvidar el reflejo en agua del motivo principal, y los mástiles de las embarcaciones de fondo.

Por ello os ruego encarecidamente que os aprovechéis de la era digital que estamos viviendo, para hacer cientos y cientos de fotos, miles de fotos, y luego en la pos edición analizar los errores y los aciertos.

Se aprende a hacer fotos, haciendo fotos, millones de fotos, por eso no os detengáis en cuestiones técnicas y haced fotos de todo, pero con inteligencia. Usad en una misma composición diferentes aperturas de diafragma, otras veces diferentes velocidades de obturación, otras jugad con el ISO en automático que os dará más libertad, jugad con el el encuadre y la composición, buscad siempre variaciones lógicas porque luego en la pos edición encontrareis grandes fotos muchas veces donde menos os lo esperáis.

Dejo para días posteriores el concepto de hiperfocal y la fotografía en HDR, aunque suena complicado, no lo es una vez que se comprende el concepto.

Un abrazo compañeros.

DPP_321584
Esta toma está hecha desde la Iglesia de la Vera Cruz junto a Segovia, con el objetivo de Canon 24-105, en este caso en 24 mm para tener el mayor campo posible., la luz es de atardecer lo cual me dio ese tono dorado y esas largas sombras que se proyectan desde la cruz. Al fondo el Alcázar de Segovia
DPP_321581
Nubes enrojecidas por el sol que se pone a mi derecha, fuera del encuadre. Se puede apreciar la regla de los tercios, tanto horizontal como diagonalmente. El uso de esas espigas en primer plano das más profundidad y compensa el “peso de las nubes en la izquierda de la composición. Tuve que esperar mucho para hacer coincidir esa gaviota que se ve arriba a la derecha.
DPP_321576
Ruina de Tulum en la Riviera Maya, México. Esencial el primer plano desenfocado con ese color tan intenso rompiendo el gris y pardo de las ruinas. Regla de los tercios de libro. Pos edición con HDR que otorga mayor dramatismo al paisaje, especialmente a las nubes.
DPP_321577
Templo central en Tulum, Riviera Maya, de nuevo la regla de los tercios cumplida escrupulosamente. Tratada por medio de HDR a partir de tres fotos, una sobre expuesta, otra sub expuesta y la tercera en su sitio óptimo.
DPP_321583
El Alcazar de Segovia, bosque, fortaleza, cielo intentando compensarse en sus proporciones y buscando el máximo contraste.

 

Fotografia en general y de relojes en especial